ESCUELAS DE LA ESPERANZA: PROYECTO COOPERACIÓN ESCOLAR EN YUNNAN (CHINA) ***

En 2001, el Colegio San Pablo de Macao, gestionado por los dominicos de la Provincia del Santo Rosario inició un proyecto de cooperación para mejorar la educación de los niños en una zona remota de la provincia de Yunan, sureste de China, no muy lejos de Birmania. Con el paso de los años, gracias a la ayuda de la Asociación SP Edify creada en torno al propio Colegio San Pablo y liderada por el P. Alejandro Salcedo OP y el P. Jose Ángel Legido OP, entre otros, ha consolidado este proyecto de cooperación con la construcción de cuatro Escuelas de la Esperanza.

La población local, de la etnia miao, sobreviven en condiciones muy duras. Algunos de sus poblados están casi fuera del mundo civilizado, sin agua ni luz, sin nada de lo califica a una sociedad civilizada, sin atención médica y sin educación. A los problemas de ser considerados ilegales, lo que les priva de ciertos servicios estatales, se suma que ajenos a la tradicional política gubernamental del hijo único la media de vástagos por familia es de 6 o 7 niños, lo que dificulta aún más las condiciones sanitarias, el acceso a la educación y la seguridad alimentaria.

SP Edify ha construido 4 escuelas primarias, cuyas diferentes etapas puedes ver en esta excelente grabación [ENLACE VIDEO], entre 2004 y 2010. En los últimos 10 años, más de 1.000 niños han recibido educación gratuita. En la actualidad, alrededor de 250 niños reciben educación en las escuelas construidas con la solidaridad de la comunidad escolar de Macao, pero también de donaciones de otros países.

Como dicen los alumnos de San Pablo: “Nosotros sabemos que somos muy afortunados por vivir en Macao y poder trabajar y estudiar en el colegio San Pablo. También reconocemos que hay muchos niños que no son tan afortunados como nosotros. Sentimos que tenemos la responsabilidad de hacer lo que podamos para contribuir al bienestar de los niños menos afortunados de nuestro propio país. Este deseo de ayudar a nuestros compatriotas es lo que nos ha llevado a crear SP Edify”. Zhangpojiao se encuentra en el cruce de Kaiyuan y Jianshui.

La comunicación es muy rudimentaria, algunas zonas son únicamente transitables por caminos de montaña por lo que para llegar a algunas aldeas se necesitan 6 o 7 horas en vehículos todo terreno. En nuestro [ÁLBUM FOTOS] puedes ver una amplísima panorámica de las condiciones de vida en la zona, las escuelas, las costumbres y la cultura tradicional. Para la población local, el transporte consiste en lo que el hombre pueda cargar y el caballo pueda arrastrar.

Las aldeas son muy pequeñas. Así, uno de los pueblos cuenta con 15 familias, aproximadamente 50 niños y son todos emigrantes de otros lugares. Los recursos son muy limitados, a lo que hay que añadir la sequía que se ha producido últimamente, la tierra es muy estéril, por lo que la producción de alimentos es baja y la cosecha no llega casi a cosecha de subsistencia, esencialmente cultivo de maíz.

Las aldeas cercanas están muy alejadas unas de otras, por lo que los niños de ciertos pueblos casi nunca han tenido la oportunidad de ir al colegio. En algunas aldeas solo hay un anciano que sabe leer, y él, cuando tiene tiempo, enseña algo de lectura a los niños. La clase consiste en colgar una pizarra en la parte de afuera de la puerta de una casa, y la mesa es un tablero de madera sujetado a unas raíces. Debido a que estas familias pertenecen a la categoría "gente negra, familias negras" (inmigrantes ilegales). En la mayoría de las aldeas no existe el registro familiar oficial, por lo que no pueden beneficiarse de educación obligatoria. Incluso sufren discriminación social. Si van a una escuela regular, tienen que pagar 300 yuanes por año de matrícula. Así que en muchos pueblos los niños apenas si asisten a las escuelas.

A través de “Amanecer” queremos contribuir, no importa la cantidad, pequeña o grande, para que en las escuelas construidas para los jóvenes de Zhangpojiao, Mataipo, Hongpotou y Pingtoushan se imparta la enseñanza en condiciones adecuadas y de manera continuada. Al encontrarse en una zona tan remota, una de las dificultades principales es la disponibilidad de maestros.

De ahí que resulte esencial pagarles un salario digno y mejorar las condiciones de vida y trabajo del profesorado en la zona. Los sueldos van aumentando, y si no se les paga una cantidad suficiente, simplemente se van a hacer otro trabajo. La necesidad urgente, en este momento, no es edificar más escuelas, sino proteger al profesorado que actualmente no está lo suficientemente pagado.

El gasto anual de profesores para las cuatro escuelas ronda los 35.000€. El salario de cada profesor es diferente y depende del número de años que lleva trabajando en la escuela. El salario mensual medio de un profesor equivale a unos 177 €.

OBJETIVO AMANECER: ESCUELAS DE LA ESPERANZA

Pagar el salario de un profesor a lo largo de un año completo, es decir, esperamos llegar, con la ayuda de nuestros lectores, amigos y simpatizantes a reunir, antes del 31 diciembre de este año la cantidad de 2.124 euros.

Puedes colaborar con este proyecto enviando la cantidad que estimes oportuna -más abajo tienes el número de cuenta- a nuestra entidad bancaria, especificando en la transferencia “Escuela Daoming”.

También puedes donar en persona en cualquiera de nuestras casas, conventos, colegios o parroquias, señalando el mismo destino: “Escuela Daoming”.

AMANECER se encargará de hacer llegar los donativos al Colegio San Pablo de Macao.

SP Edify se financia EXCLUSIVAMENTE de donaciones recibidas y garantiza que el 100% de las cantidades donadas son usadas exclusivamente en el proyecto. Todos los gastos de administración corren a cargo del Colegio San Pablo.





*** Cada número de AMANECER va a promover y solicitar, de todos sus lectores, amigos y simpatizantes su solidaridad y colaboración humanitaria con un proyecto muy específico gestionado o relacionado con la actividad de los dominicos de la Provincia del Santo Rosario en alguno de los cuatro continentes en donde desarrollan su actividad pastoral, misionera y social.

Comentarios

Entradas más populares

DOMINICOS: FUNDADOS PARA PREDICAR, por Fr. Felicísimo Martínez OP

ARCAS REALES (VALLADOLID): SESENTA AÑOS AL RITMO DE LOS JÓVENES Y DE LAS ÉPOCAS, por Javier Grande

UNA EXPERIENCIA CONTAGIOSA: LAICOS DOMINICOS Y LAS NUEVAS ARMAS DE LA EVANGELIZACIÓN (VALLADOLID), Carlos Malillos